martes, 27 de mayo de 2014

San Sebastián de Garabandal, historia y devoción.


Muchos conocemos San Sebastián de Garabandal (Rionansa, Cantabria) como un lugar de peregrinaje de devotos cristianos, debido a la supuesta aparición de la Virgen María a cuatro niñas entre los años 1961 y 1965. Esta acción que se repitió varias veces en diversos años, tuvo su núcleo de origen en "Los Pinos", montículo junto al pueblo en el que había y siguen estando estos árboles. 

Estos hechos han convertido a este lugar en un destino turístico religioso importante que sin duda a ayudado al crecimiento y desarrollo de la localidad. 

San Sebastián de Garabandal, como gran parte de los pueblos del Nansa, tiene sus orígenes constatados en la Edad Media. Ya hay referencias a esta población entre 1351 y 1352 en el Libro Becerro de las Behetrías. En la Merindad de Asturias de Santillana, informando del pago de un buey o una vaca o 43 maravedíes que San Sebastian, cerca de Cossío, que es lugar de la iglesia de Santillana, hacía por fuerza al abad.




Aunque no han quedado restos arquitectónicos medievales en San Sebastián de Garabandal, sí que hay constancia en algunas de sus casonas del paso de la historia, y en concreto de la relevancia de la familia Cossio en esta localidad, apellido que aquí se sigue conservando. 



La religión cristiana siempre ha ido unida a la historia de este pueblo, y así lo confirma la edificación de la iglesia en el siglo XVII y los diferentes símbolos religiosos que decoran las casonas. Los bastianos siempre han sido grandes ganaderos del Nansa y fervientes devotos católicos.



San Sebastián de Garabandal, un rincón de Cantabria lleno de tradición y devoción. Visita con Caria Turismo y Arqueología la comarca del río Nansa, donde la historia comparte protagonismo con la naturaleza que también debemos conocer.



lunes, 12 de mayo de 2014

Termas romanas de Santander


En 1980 Joaquín González Echegaray y su equipo de colaboradores iniciaron un proceso de estudio, restauración y recuperación del conjunto de edificios que forman la Catedral de Santander que ha permitido conocer mejor el origen de la ciudad.



Las excavaciones arqueológicas desarrolladas en la Iglesia Baja o Parroquia del Cristo (edificio que forma parte del conjunto de la Catedral), efectuadas entre los años 1982 y 1983, se extendieron en un área de 100 metros cuadrados. El principal resultado que los investigadores obtuvieron de esta intervención fue la identificación de al menos cinco periodos de ocupación que van desde el siglo I d. de C. al siglo XIII, momento en el que se levanta el actual edificio. 




En el desarrollo de la excavación, se profundizó hasta el nivel geológico del cerro sobre el que se asienta la Catedral, que se encontraba a un metro de profundidad. En los niveles más profundos se identificó una primera fase de ocupación romana datada en el siglo I d. de 
C. por los materiales vítreos y cerámicos recuperados, además de un fragmento de bronce de un lampadario y un relleno de opus signinum junto con una atarjea.

Fotografía procedente del libro "La Catedral de Santander"

La segunda fase claramente romana, y fechada por los investigadores entre los siglo II y IV d. de C., es la que se ve en el interior la Iglesia del Cristo y consta de los restos de unas instalaciones termales formadas por un hipocausto con al menos nueve calles y un praefurnium de sillería. Se trata del sistema de calefacción romano empleado tanto para estancias como para piscinas. El horno que generaba calor, y el aire caliente que este producía se repartía por los "túneles" construidos bajo el suelo (la gloria). 

Fotografía procedente del libro "La Catedral de Santander"

El sistema de hipocausto se localiza en muchos edificios de época romana, pero es la existencia de un opus signinum hidrófugo lo que permite suponer que se trataba de un edificio termal. 

La construcción de estas termas romanas nos informa acerca de la romanización efectiva del territorio cántabro y de la importancia histórica del Cerro de Somorrostro, donde hoy se eleva la Catedral de Santander.

Lugar de visita obligada si vienes a Cantabria y que puedes conocer con Caria Turismo y Arqueología dentro de una ruta arqueológica que te enseñará la ciudad desde otra perspectiva.




miércoles, 7 de mayo de 2014

Un nuevo concepto de alojamiento en el Sardinero, Hosteria Santander.


Discretamente ubicado en un lugar privilegiado del Sardinero, junto al Gran Casino Sardinero y la playa del Sardinero, se encuentra la nueva Hostería Santander. Muchos pensaréis.... "Pero si eso ha estado ahí siempre", ¡Sí! , pero completamente renovado nada tiene que ver con las instalaciones anteriores. 




Al acceder al interior del edificio, sorprende la actualizada y acogedora recepción, y más aún la profesional y cálida atención de sus trabajadores hacia el cliente. Algo que sin duda hay que cuidar mucho.


Elegancia, modernidad y diseño describen a este espacio de alojamiento que sorprende en calidad y precio a quien lo elige como lugar de estancia. 
Dispone de treinta habitaciones, algunas de ellas con fantásticas vistas al mar y en consonancia en cuanto a decoración y sencillez con el resto de la hostería. 



La Hostería de Santander es sin duda un lugar ideal para elegir como espacio de descanso vacacional. Además os ofrece la posibilidad de contratar nuestra visitas guiadas para conocer Cantabria y Santander sin que os falte un detalle. Con Hostería de Santander y Caria Turismo y Arqueología, vuestra estancia en Cantabria será inmejorable. 



Información y reservas:  http://www.hosteriasantander.com/es/